1901 Sweepstakes, el auto de carrera que permitió

 a Henry Ford crear su imperio automotriz

Por José Delfino - Octubre 2011-  Fotos:  Ford Motor Co. - Condensado, basado y  traducido de: - Fuente: Ford Motor Co., Ford Racing.

 

 

Hoy día, en estas épocas de modernidad y tecnología, cuando queremos crear un nuevo negocio, nos remitimos a los parámetros tradicionales del momento: Estudios de mercado, plan de negocios, presupuestos de publicidad, talentos creativos, agencias de relaciones públicas, focus groups, network marketing, social media, presencia web, ingeniería del producto,  etc, etc,  etc.,  pero en el año 1900, cuando Henry Ford trataba de fundar su propia  empresa de fabricación de automóviles, las reglas de juego eran otras , la valla del éxito era mucho más alta que ahora y los requerimientos de capital y publicidad, para un empresario sin dinero como lo era Ford, se obtenían con esfuerzos supremos dignos solamente de una novela.

 

En 1896, cuando Henry Ford inventa y construye su primer automóvil, el Cuadricliclo,  era empleado como ingeniero mecánico en la Edison Illuminating Company de Tomás Alva Edison. El Cuadriciclo, impulsado por alcohol, hace que Ford obtenga limitado  reconocimiento y prestigio en Detroit y en el año 1900, funda en sociedad con el alcalde de Detroit William Maybury, el senador Thomas Palmer y William Murphy la "Detroit Automobile Company".  La nueva empresa cierra sus puertas al poco tiempo después de solamente fabricar una veintena de vehículos debido a problemas de diseño, fallas en la producción y porque los camioncitos de carga que inicialmente fabricaron, resultaron difíciles de operar. En esa época los automóviles eran una cosa muy novedosa y despertaban  bastante escepticismo en cuanto su aplicación en la vida diaria, dominada por carretas y caballos.

 

Sin embargo, la prensa deliraba en el campo automotriz, cuando se hablaba de carreras de autos y el público lector reconocía con pasión a personajes tales como: Alexander Winton, Frank Duryea, Ramson E. Olds y otros pilotos europeos como Henri Fournier y Fernand Charron. Años más tarde, cuando Henry Ford recuerda esas épocas decía " Nunca pensé en el automóvil como instrumento de carreras, pero el público rehusaba a pensar en otra cosa diferente que un juguete veloz, entonces...tuvimos que correr"

 

A principios del siglo XX la industria automotriz en los Estados Unidos estaba en su infancia, más de 50 compañias trabajaban arduamente en una vorágine de invención y experimentos. En el año 1901, la producción total de automóviles en los Estados Unidos era de 4,000 unidades, y fracasos como el obtenido por la Detroit Automobile Company no eran inusuales, por el contrario, eran frecuentes. Nadie sabía a ciencia cierta el curso que iba a tomar la industria. Nueva Inglaterra y no Detroit era la zona predominante para la fabricación de autos y había una frenética competencia entre los automóviles a vapor versus los eléctricos. No así los de gasolina.

 

Henry Ford traza su plan de acción: Construir un automóvil de carreras tan poderoso y veloz, que le permita ganarle a los campeones de la época, y gracias a dicha victoria, obtener el dinero del premio, el cual era considerable, y las credenciales, la credibilidad y fama necesaria para atraer suficientes inversionistas para poder construir una planta de fabricación de automóviles en masa. Ford se propone contruir el  "Sweepstakes", el bólido que cambió su vida.

 

La tarea no era fácil, no solamente había que ganar la carrera, sino que antes, había que fabricar el automóvil literalmente con sus manos.  La construcción empezó en Mayo de 1901 en un taller en la esquina de Cass Avenue y Amsterdam Street en Detroit. Trabajaban con Henry Ford, Oliver "Otto" Barthel quien fue el ingeniero del proyecto y Ed "Spider" Huff, quien era responsable por el sistema eléctrico y de encendido y que además fue el copiloto de Ford en la competencia como "mecánico a bordo", quien en plena carrera era responsable por la regulación de la chispa de encendido, lubricación y actuaba además de contrapeso en las curvas.

 

El "chassis" del auto fue hecho de madera dura reforzada con platinas de acero, este fue suspendido de los ejes delantero y posterior por muelles de acero. Los ejes estaban localizados mediante un sistema que había patentado Ford llamado "Reach Rod". Las ruedas con rayos eran de 28 pulgadas de diámetro adosadas a llantas tubulares de 4 pulgadas de diámetro de la Diamond Rubber Company, que posteriormente pasó a ser parte de la B.F. Goodrich. La llanta sólida estaba sujeta a las ruedas con tornillos.

 

El motor estaba montado a la mitad del auto en la parte izquierda, bajo el asiento, tenía 2 cilindros  horizontalmente opuestos con el cigüeñal alineado transversalmente a través del chassis. Las bielas de fierro fundido tenían mucho que ver con el diseño de la era de las máquinas a vapor, los metales tipo chumaceras eran de bronce partidos en 2 piezas empernados a las bielas, los pistones y el block eran de hierro fundido, éstos tenían 7 pulgadas de diámetro y 7 pulgadas de carrera con un total desplazamiento de 539 pulgadas cúbicas, un poco más de 8.9 litros.

 

El sistema de enfriamiento contenia 8 galones de agua que circulaban merced a una bomba ubicada al lado del motor. La bomba giraba mediante una cadena conectada a un piñon externo ubicado al final del cigüeñal.

El tanque de gasolina tenía una capacidad de 5 galones de gasolina alimentando el motor por gravedad. El sistema de lubricación era simplemente una serie de mecanismos que por goteo lubricaban diferentes partes del motor. El cigüeñal rotaba al descubierto, por lo tanto una buena cantidad de aceite era salpicada a todas partes, manchando no solamente las partes externas del auto, sino que también al piloto y al mecánico a bordo. Este aceite se consideraba una pérdida total, pues no había un sistema de recirculación del aceite y éste no se recobraba.

 

El volante, montado al final del cigüeñal, medía 24 pulgadas de diámetro y pesaba 300 libras, un volante secundario que se encontraba al lado del principal y calzaba dentro de él,  actuaba como un embrague de alta. Junto al embrague de alta había una transmisión planetaria de 2 velocidades  con una banda para la primera y otra para la reversa. Un piñon montado en la línea central del auto, transportaba la cadena motriz, que transmitía el movimiento a una catalina en el diferencial del eje posterior.

 

El sistema de inducción llamado "vaporizador" era un rudimentario inyector mecánico de combustible, aceleraba mediante la variación del tamaño de apertura de las válvulas de admisión, el sistema de encendido era con bujías y bobina y la bujía producía chispa tanto al momento de la explosión como en el escape, por eso se llamaba sistema de chispa desperdiciada. Ambos sistemas de vaporización y encendido fueron patentados por Ford.

 

El sistema de encendido de Huff era muy novedoso porque las bujías tenía aisladores de porcelana como ahora, Ford le encargó al Dr. W.E. Sandborn, un dentista, la confección de estos aisladores de cerámica que producían una chispa más consistente y caliente. Después de la carrera de 1901, Alexander Winton compró a Ford varios sistemas de chispa y bobina para sus autos.

 

La primera prueba del "Sweepstakes" se realizó en Julio de 1901 en el Boulevard Norte en un tramo de media milla, el cual fue cerrado por la policía especialmente para el evento. El auto desarrolló en la recta una velocidad de 72 millas por hora, 4 millas por hora más que el record mundial de velocidad del momento. Aunque no existen documentos de cómo se operaba el auto, por las posiciones de los controles se deduce que Henry Ford operaba el volante, la palanca de aceleración, el pedal de cambio para retroceso, la palanca de cambios, y la palanca de frenos. El trabajo principal de Huff era de contra balancear el peso en las curvas, operar el control de avance de chispa, el control de encendido y el sistema de lubricación.

 

Era el 10 de Octubre de 1901, cuando Henry Ford y su "copiloto - mecánico"  Spider Huff  condujeron Sweepstakes a la histórica victoria en una carrera de 25 millas organizada por el Detroit Driving Club. El circuito fue un óvalo de una milla de longitud sobre pista de tierra en Grosse Point, Michigan. Ford derrotó al famoso fabricante y piloto Alexander Winton, ganando el premio de $1,000 y un trofeo de cristal. Su victoria atrajo inversionistas quienes proporcionaron el capital necesario para financiar lo que luego se convirtió en la Ford Motor Company 2 años después. Hoy, 110 años después de esta carrera, la marca Ford sigue adelante emulando el abolengo competitivo de su fundador.